Industria de vehículos pesados, bien productivo para la economía: ANPACT

Tras el anuncio del Consejo de Salubridad General donde declaró a la industria automotriz como actividad esencial durante la emergencia sanitaria por COVID-19, Miguel Elizalde, Presidente Ejecutivo de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), agradeció que las autoridades reconozcan la importancia de los fabricantes de vehículos para el autotransporte, que calificó como un “bien productivo que atiende todas las necesidades económicas”.

Elizalde Lizárraga mencionó que los fabricantes de vehículos pesados se encuentran listos para la reapertura, ya que es vital para conservar empleos y la integración con la cadena de proveeduría de sus principales socios comerciales, principalmente Estados Unidos y Canadá. Además de que los autobuses, camiones y tractocamiones “están en el frente de batalla”, transportando a las personas con actividades esenciales, así como alimentos y medicinas.

El Presidente de ANPACT reiteró que el principal interés del sector es cuidar la salud de sus colaboradores y sus familias. Por tal motivo, se comprometen a cumplir con las máximas exigencias nacionales, internacionales y corporativas, a través de estándares sanitarios para la industria y sus proveedores.

“Si queremos reactivar es porque tenemos todos los protocolos; es decir, distanciamiento social, divisiones físicas, higiene desde que entra el trabajador, todas las medidas de seguridad las hemos compartido con las autoridades de salud y nos han reconocido como una industria con muchos protocolos, lo que va a facilitar la apertura de actividades”, comentó en una entrevista para el programa “Análisis Superior”.

Toda la cadena de valor debe reactivarse

No obstante, Elizalde señaló que la cadena de valor de la industria del autotransporte se contempla desde la fabricación de autopartes y vehículos, hasta equipo aliado, carroceros, refacciones y mantenimiento. Es por ello que deben considerarse todos estos eslabones para no romper este proceso y garantizar la óptima operación de los transportistas.

A esto se suma la alta integración con Estados Unidos, cuya industria automotriz requiere de las autopartes hechas en México para producir. “Si no reactivábamos pronto, iban a buscar otras opciones en Estados Unidos, Europa o Asia y se iban a sustituir las exportaciones mexicanas por productos de otras regiones. Entonces, si ya estamos en una crisis de salud, estamos muy a tiempo de evitar o reducir el impacto al máximo de una crisis económica”, estimó el Presidente de ANPACT.

El impacto de la industria automotriz, incluyendo las áreas de comercialización, alcanza alrededor de un millón 900 mil empleos, que se encuentran entre los mejores pagados en el país. Además, México es el sexto productor de vehículos a nivel mundial, el primer exportador de tractocamiones y el cuarto exportador de vehículos a nivel global. 

Fuente: https://www.autotransporte.mx/anpact/industria-de-vehiculos-pesados-bien-productivo-para-la-economia-anpact/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *